Gobierno local: Entre el mando a distancia y el poder popular

Por Cristian Gutiérrez | Una pantalla gigante en medio de un salón con algunos miembros del partido político. Esa es la escena. Luego, en la pantalla....

Esta sección es un espacio abierto, por lo que las opiniones vertidas aquí pertenecen exclusivamente a su autor y no necesariamente representan una mirada editorial.

Una pantalla gigante en medio de un salón con algunos miembros del partido político. Esa es la escena. Luego, en la pantalla, el líder ultraconservador de un país europeo, gritando y criticando a parte su equipo por no poder anticiparse a un forajido rebelde. Todo lo anterior forma parte de la película V for Vendetta (V de Venganza), película que es una adaptación de una novela gráfica escrita por Alan Moore.
Me interesa, de lo descrito anteriormente, eso del poder a distancia adelantado en la película (cual nostradamus moderno), eso del mando por pantalla, protegidos de cualquier anomalía que se presente en las/los receptores. Al igual que en la película señalada, hoy, producto de la pandemia, hemos sido testigos de esta performance del control por pantalla. Poder a distancia que debe ser analizado por el otro poder: el ciudadano (o poder popular sin tapujos).
Seamos claros. Este poder a distancia no es en absoluto una novedad. Dos cosas habría que precisar. Primero, el mando a distancia, el poder encerrado en la seguridad de una sala, es lo que hemos venido viviendo como pueblo, como comunidad política, hace casi 50 años. Hoy, y producto del virus de moda, ese poder a distancia solo ha alcanzado otro escalón. Segundo, esta emergencia sanitaria tarde o temprano pasará, y en ese momento estaremos nuevamente cara a cara viéndonos y reconociéndonos como comunidad, y ahí ¿se nos seguirá insistiendo en la peligrosidad de la comunidad y en la seguridad del encierro? (entendido como encierro político, claro está). Los sectores más reaccionarios de la derecha chilena, con Sebastián Piñera a la cabeza, han dicho sin miedo que debe postergarse el plebiscito ¿es esto una declaración de que seguirán con el poder enclaustrado y queriendo gobernar a distancia? ¿se nos seguirán mostrando solo cifras estadísticas, totalizantes y cuantitativas, como “rendición de cuentas”, rendición que muchas veces es solo una maqueta vacía?
Bien vale una pregunta ¿en qué está el Modelo de Gobierno Abierto Municipal en nuestro País?, sabemos que somos parte de la Alianza para el Gobierno Abierto, y que desde el año 2011 se comenzaron a definir políticas para fortalecer el Gobierno Local. Los municipios, verdaderas puertas de entrada hacia la participación popular, deben sacudirse de todo autoritarismo y dejar de ser cortafuegos de la comunidad política, y, por medio de este modelo de gobierno abierto, ser entidades que convoquen a una verdadera participación política. Sí, participación política, sin miedo a esa palabra (política).
La comunidad debe romper esta tradición (ya de décadas) de mando a distancia, y fortalecer un poder cercano y basado en la solidaridad. Solo repolitizando los espacios locales, de la mano de municipios; que no les asuste el poder popular y que vean a este como aliado para fortalecer la democracia local, podremos dejar atrás décadas de encierro y décadas de mando a distancia. Podremos abrir de una vez, y como está escrito en la historia, “Las grandes Alamedas”.

Print Friendly, PDF & Email

Esta sección es un espacio abierto, por lo que las opiniones vertidas aquí pertenecen exclusivamente a su autor y no necesariamente representan una mirada editorial.

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

| Últimas noticias