Por Jorge Concha

Es celebrado por diferentes culturas ancestrales, reconocido como la vuelta al sol: hablamos del año nuevo y según la tradición Mapuche -We tripantu-, donde comienzan a brotar las semillas en estos días de lluvia. Este ciclo solar, relaciona el eje del planeta y el movimiento de traslación, generando diferencias de horas de luz por hemisferio, lo que es clave para que existan las cuatro estaciones.
Ocurrió el Sábado 20 de junio a las 17:43 horas (21:43 UTC). A esa hora, el Sol se encontró en su posición relativa más al norte, sobre el Trópico de Cáncer, dando así a esta parte del sur de nuestro planeta, el día más corto -con menos horas de luz solar- en el año.
Doy los buenos deseos para superar, buscar respuesta o solucionar los pendientes del año que recién pasó. Son tiempos de cambios en los que hay que estar bien definidos, volver a la inteligencia y reoxigenar la vida. Poniendo en valor la naturaleza humana, evitando ser bestias en esta pandemia.
Estos días, son ideales para plantar semillas nativas o transplantar de los almácigos a la tierra.
Como recomendaciones les dejo el Disco “Charango del Sur” de Freddy Torrealba y el Libro “Wenumapu Astronomía y cosmología mapuche” de los autores Pozo Menares, Gabriel; Canio Llanquinao, Margarita. 

jorgeconchaperfilenfoquelocal

Jorge Concha Fuentealba

Ing. en Recursos Naturales
Print Friendly, PDF & Email