Por Jorge Concha

Esta semana se conoció a través de los medios de comunicación, la propuesta del Ministerio de Medio Ambiente para mejorar el estado de conservación de las especies nativas de Chile, en coordinación con distintas instituciones del Estado, la sociedad civil, comunidades, academia y del sector privado.
Ñuble será beneficiada con el Plan de Recuperación, Conservación y Gestión de Especies -denominado RECOGE-, siendo el huemul la especie elegida, debido a las diferentes amenazas a su hábitat, que tiene a su población fragmentada en la cordillera de los Andes.
En el corredor biológico Nevados de Chillán, se encuentra la población más al norte del Hippocamelus bisulcus, de esquiva presencia, haciendo de sus avistamientos un desafio para quienes suben a encontrarlo, por lo que la mayoría de los registros son realizados con cámaras trampa: Trabajo de gran esfuerzo realizado por los guardaparques de las áreas silvestres protegidas de la región (Reserva Nacional los Huemules de Niblinto y Reserva Nacional Ñuble), quienes instalan y vigilan los pasadizos históricos de estos ciervos y que, en sus comienzos, contratados por Conaf como Guardafauna, recorrieron cuencas y cerros buscando a este ciervo que se consideraba extinto en la zona.
Por este hecho, figuras como don Eladio Ramírez (destacado guardaparque ñublensino) son los precursores de todas las acciones de conservación hasta la fecha, demostrando la existencia del Huemul en la cordillera y logrando la primera fotografía del ciervo en el corredor biológico Nevados de Chillán, cuidando hasta la fecha la ruta del paso Atacalco.
Como recomendaciones les dejo el Libro “Arriba en la Cordillera: «Historia y Visiones de la Reserva Nacional Ñuble y Los Esfuerzos para la Conservación del Huemul» de Ana Hinojosa y el Disco “Pequeño mundo” de Inti Illimani.

jorgeconchaperfilenfoquelocal

Jorge Concha Fuentealba

Ing. en Recursos Naturales

¿Te gustó la columna? Compártela en tus redes

Print Friendly, PDF & Email