Estás leyendo | 2 mil 500 hectáreas en Bulnes y San Ignacio aún no tienen riego asegurado

2 mil familias en total

2 mil 500 hectáreas en Bulnes y San Ignacio aún no tienen riego asegurado

Desde la Seremi de Obras Públicas y su Dirección de Obras Hidráulicas, buscan solucionar la problemática para los pequeños agricultores.
El riego tecnificado ha sido una de las principales peticiones del mundo agrícola en las últimas semanas.

En el mundo agrícola, se le denomina «blancos» a los regantes que no tienen un canal de riego regulado que les entregue, sistemáticamente, agua.

Precisamente, eso es lo que ocurrió en las comunas de Bulnes y San Ignacio, porque hubo sectores que quedaron susceptibles de riego en el mapa original del proyecto Laja-Diguillín, careciendo de obras para acceder a recibir agua.

Durante las últimas semanas, 2 reuniones de trabajo, en terreno, ha sostenido el Seremi de Obras Públicas de Ñuble, Paulo De la Fuente, junto a los directores de servicios y equipos de profesionales de las direcciones de Vialidad, General de Aguas y Obras Hidráulicas del MOP, con la directiva de los pequeños agricultores denominados «blancos».

Las instancias tienen como objetivo llegar a posibles soluciones que permitirían asegurar el agua para riego a más de 2.500 del total de 10 mil hectáreas, beneficiando a más de 2 mil familias en la Región de Ñuble.

«Sentido social»

Francisco Saldías, coordinador de los agricultores, explicó que «siento que existe un espíritu de retomar el amplio sentido social que tienen estos pequeños agricultores y estamos con más fe que nunca que podamos ir solucionándole la vida y lo que implica a estos agricultores transformar su tierra de secano a riego«.

Mismo pensamiento tiene Zenobia Ceballos, agricultora y dirigente de «Los Blancos». «Queremos que de esto salga algo positivo, y lo siento que sí va a ser así, porque se compromete con nosotros y ve que gracias a esto nosotros podremos regar hectáreas de secano», apuntó.

«Han sido décadas de postergación donde no han podido regar cientos de hectáreas y lo que significa para la productividad del territorio y la región, además de mejorar las condiciones de vida mínima que requieren todos los habitantes de nuestra Región de Ñuble», dijo por su parte el seremi De La Fuente.

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios