|

Han entregado más de $200 millones en proyectos

300 hogares rurales de Ñuble reciben insumos para agricultura familiar

Luis Palacios es uno de los beneficiados: pudo construir su propio invernadero.
Uno de los beneficiarios, Luis Palacios, y la seremi de Desarrollo Social.
Uno de los beneficiarios, Luis Palacios, y la seremi de Desarrollo Social.

Comparte esta noticia

¡Comparte!

Comenta

El Ministerio de Desarrollo Social y Familia (Mideso) ha invertido $224 millones en tecnologías avanzadas para fortalecer la producción de alimentos de autoconsumo en zonas rurales de la Región de Ñuble.

La iniciativa, aseguran, busca apoyar a las familias vulnerables, mejorando sus conocimientos y técnicas de producción.

Lee también: La importancia de la tecnología en la agricultura moderna .

Las noticias en tu WhatsApp

Recibe las publicaciones de LA FONTANA al instante

Publica avisos legales fácil y rápido

Extractos, citaciones, extravíos de cheque, remates y más

El Programa Apoyo a la Seguridad Alimentaria ha beneficiado a más de 300 familias de la región. Marta Carvajal, seremi de Desarrollo Social, resaltó “el compromiso del Gobierno por apoyar a las comunidades rurales,” potenciando sus capacidades productivas y nutricionales.

Te puede interesar: Las claves para entender la seguridad alimentaria en Chile .

En la comuna de Ránquil, 15 familias han sido beneficiadas gracias a esta iniciativa. “Gracias al apoyo recibido, ahora tenemos un invernadero que nos permite cultivar diversos alimentos, protegidos de las inclemencias del tiempo”, señaló Luis Palacios, uno de los beneficiarios del programa.

Rodé Escobar, otro de los beneficiarios, compartió su experiencia: “Vivimos de la tierra, pero nunca la habíamos trabajado de esta manera. Estos programas nos han abierto puertas a nuevas oportunidades”.

Relacionado: Innovaciones tecnológicas revolucionan el sector agrícola .

Claudio Guiñez, director regional del FOSIS , agregó que este programa no solo ha mejorado la producción para el autoconsumo, sino que también ha dado lugar a productos con potencial comercial.

“Los invernaderos y cobertizos mejorados permiten una producción más sustentable y de mejor calidad”, enfatizó.

La inversión de más de $224 millones ha generado un impacto social positivo en la región, potenciando la calidad de vida de las familias y fortaleciendo la economía local.

“Este tipo de iniciativas empodera a nuestras comunidades rurales, brindándoles herramientas para mejorar su bienestar”, concluyó el alcalde de Ránquil, Nicolás Torres.

Queremos informarte siempre. Te enviamos noticias por correo electrónico para iniciar tu jornada.

Suscribirse a comentarios
Notificar de
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Las noticias, donde quieras