Estás leyendo | Volvió la trilla a yegua suelta en Quillón, tras tres años suspendida

En su séptima versión

Volvió la trilla a yegua suelta en Quillón, tras tres años suspendida

La separación del trigo de la paja, movimientos de rienda y la mejor gastronomía criolla, fueron los principales atractivos del festejo que se extendió hasta altas horas de la madrugada.
La fiesta es tradicional y atrae a mucho público.

Luego de tres años de inactividad, volvió la Fiesta de la Trilla a Yegua Suelta de El Peley, comuna de Quillón (Región de Ñuble). En su séptima versión reunió a cerca de 5 mil personas, provenientes de la región y el país.

El evento comenzó con una sencilla ceremonia, en la que participaron el alcalde Miguel Peña, parte del Concejo Municipal y dirigentes vecinales de El Peley.

Mediante cuecas, la bendición del trigo, un corte de cinta y el tradicional brindis con mistela y pajaritos efectuado en la era, se dio inicio a la actividad. Fue acompañada por la mejor gastronomía campesina, de la mano de los afamados bistec de trilla, hervido de porotos y entrada de trilla.

Masiva realización

Cerca de 800 platos salieron a la venta para deleitar hasta los más exigentes paladares, transformándose en un éxito de ventas.

Respecto a las colleras, fueron 14 las se utilizaron para dividir el trigo de la paja, en una práctica ancestral que se arrastra desde tiempos de la colonia.

Tras la fiesta, el alcalde Peña indicó que «estamos muy contentos por el éxito que tuvo la Fiesta de la Trilla de El Peley, algo que demuestra que seguimos avanzando en la reactivación de la economía de nuestra comuna. Pero también es importante destacar que se trata del rescate de nuestras tradiciones, sobre todo, en los sectores rurales de Quillón».

La instancia incluyó también una muestra de artesanías y productos locales, juegos criollos e infantiles y un stand informativo para la prevención de incendios forestales, liderado por personal de la Oficina Municipal de Emergencias.

Paralelamente, huasos provenientes de distintas comunas de Ñuble y Biobío, dieron vida a la competencia de movimiento de riendas, en la que el barrilete se robó todas las miradas de los presentes.

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios