Estás leyendo | Quillón eligió a su mejor sándwich: ganó el «Negro amor»

Participaron 9 ejemplares en el concurso

Quillón eligió a su mejor sándwich: ganó el «Negro amor»

El ganador, del restobar local Viejo Amor, fue premiado con un congelador de 200 litros.
Fotografía del sándwich ganador y su dueño.
Fotografía del sándwich ganador y su dueño.

Con la presencia de Ignacio «Nacho» Román -exfinalista de Master Chef-, como presidente del jurado, se llevó a cabo la primera versión del concurso «El Mejor Sándwich de Quillón» (en la Región de Ñuble). La instancia organizada por la Oficina de Turismo y Cultura de la municipalidad local.

Nueve ejemplares de la preparación buscaron impresionar a la terna de jueces, compuesta además por el chef y docente de la carrera de Gastronomía del instituto INACAP Chillán, Cristian Saavedra, y el inspector regional de SERNATUR, Cristian Benavente.

Criterios para elegir al mejor

La calidad del pan, del ingrediente principal, presentación del sándwich, acompañamientos y creatividad en el nombre, fueron los criterios de evaluación que empleó el jurado para dirimir al mejor ejemplar de Quillón, en un duelo que tuvo como ganador indiscutido al «Negro Amor» del empresario local Sebastián Concha, propietario del restobar Viejo Amor.

El sándwich vencedor destacó por su puesta en escena, la versatilidad de sus ingredientes, la originalidad de los mismos y el rescate de productos locales en su factura.

Ingredientes

Tuvo una prieta hecha hamburguesa como la proteína principal del sándwich, acompañada de berenjenas en escabeche, un confitado de cebolla morada con vino Cinsault, típico del Valle del Itata.

Sumado a lo anterior, está el tomate cherry confitado, reducido en vinagre balsámico y ají verde. El pan fue un tipo brioche sin mucha azúcar, hecho con polvo de maqui para darle una tonalidad más oscura (ad hoc con el concepto) y espolvoreado con avellana nativa, en reemplazo del sésamo.

Palabras del ganador

«Me siento muy contento, porque este triunfo es gracias a todo un equipo que hay detrás, que trabajó durante una semana para presentar este sándwich. La idea de participar en el concurso no era ganarlo, sino compartir con la gente que trabaja la gastronomía en Quillón, poder unirnos más y que podamos aprender los unos de los otros», expresó Concha.

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios