Caso Perquilauquén: Imputados por homicidio quedan en prisión preventiva y se abre investigación de 6 meses

Caso Perquilauquén: Imputados por homicidio quedan en prisión preventiva y se abre investigación de 6 meses

Según detalló la Fiscalía, ambos detenidos mantenían relación de pareja y son dueños de una clínica en Lampa. Allí trabajaba la víctima, cuyo cuerpo fue hallado por partes en el río Perquilauquén.
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Esta tarde se dictaminó la prisión preventiva para Rolando Villagrán Retamal (58) y Clara González Figueroa (38), ambos formalizados por el homicidio calificado de un dentista cubano, cuyo cuerpo fue hallado desmembrado en el río Perquilauquén (comuna de Ñiquén), que divide las regiones de Ñuble y Maule. Las personas fueron detenidas en la Región Metropolitana, la noche del jueves.



Lee también: Dos detenidos por muerte de dentista cubano hallado en el Perquilauquén


La Fiscal Jefe de San Carlos, Tamara Cuello Peña, formalizó a los imputados, quienes, según señala, tenían una relación de pareja y son dueños de una clínica dental en Lampa, lugar donde trabajó la víctima hasta abril pasado, identificado como Reinier Sánchez González.

LA CLÍNICA DE LAMPA

“Los primeros días de julio tomaron la decisión de dar muerte a la víctima, ante la posibilidad de ser denunciados por ésta, por diversas prácticas reprochables, como el consumo de drogas al interior de la clínica, malos tratos hacia los trabajadores y la suplantación de identidad por parte del imputado Rolando Villagrán”, explicó la fiscal Cuello, añadiendo que, “además, la víctima había mantenido una relación sentimental con la imputada“.

Según declaraciones de trabajadores de la clínica, que fueron conocidas en la audiencia de hoy, el imputado se hacía llamar “doctor Damián”, suplantando el nombre de su hijo que sí es odontólogo. Es materia de investigación si Rolando Villagrán hizo ejercicio ilegal de la profesión de dentista.

Según los peritajes de la Brigada de Homicidios de la PDI de Chillán y Fiscalía, la última vez que el dentista cubano fue visto con vida fue el viernes 2 de julio, cuando se comunicó con su madre que vive en La Habana (Cuba) a través de una videoconferencia. Ese día, la víctima estaba en su domicilio, en Lampa.

CRIMEN PLANIFICADO

En la formalización, la Fiscalía expuso que la muerte se produjo con elementos contundentes y lesiones cortantes y cortopunzantes, el 4 de julio, en algún lugar entre las regiones Metropolitana y de Ñuble. Su cuerpo, que aún no es hallado completamente, fue encontrado por partes y habría sido cercenado con sierra y hacha, según reveló la autopsia. Además, otros restos humanos fueron puestos en bolsas con piedras, para evitar que flotaran en el río.
 
La ruta del crimen se determinó gracias a la geo-referenciación de celulares y registro en pórticos de las autopistas de la Región Metropolitana. El viaje se hizo al interior del vehículo de la imputada, donde, además, se hallaron dos manchas de sangre humana en el asiento trasero, las que están siendo estudiadas para determinar su procedencia.
 
Además, los imputados emitieron mensajes de WhatsApp a través del celular de la víctima, comunicándose con una amiga, su arrendataria y sus familiares. Los mensajes decían que el dentista, supuestamente, se iba al sur del país y luego a Argentina. “Son mensajes estratégicos realizados por los imputados, que tenían la finalidad de evitar que se interpusiera una denuncia por presunta desgracia y, de esta forma, sus agresores ganaran tiempo, esperando que nunca se encontrara el cuerpo”, explicó Tamara Cuello.
 
Otra forma de obstaculizar el hallazgo fue desmembrarlo, cortando dedos y extrayendo huellas dactilares. Según detalla el Ministerio Público, Reinier Sánchez tenía un gran tatuaje en la espalda, pero esa parte de su cuerpo aún no es hallada-.
 
SEIS MESES DE INVESTIGACIÓN

El Juzgado de Garantía de San Carlos acogió la solicitud de prisión preventiva, estableciendo que “la libertad de los imputados es un peligro para la seguridad de la sociedad y, además, al haber tratado de evitar el hallazgo del cuerpo y su identificación, también estimó que hay un peligro de fuga. El tribunal estableció seis meses de plazo para la investigación.

Comenta este artículo

¿Quieres que tu empresa aparezca aquí? Escríbenos a publicidad@lafontana.cl

Recibe lo más destacado de nuestra cobertura en tu correo

Te presentamos El Reporte, un boletín que, periodicamente, te enviará lo más destacado de nuestra web.