Estás leyendo | Alfarería de Ñuble ingresó a lista de la Unesco para ser protegida de manera «urgente»

La sesión se realizó en Marruecos

Alfarería de Ñuble ingresó a lista de la Unesco para ser protegida de manera «urgente»

En 2021 se creó la mesa para la salvaguarda de los saberes y prácticas de la Alfarería de Quinchamalí y Santa Cruz de Cuca, integrada por 18 servicios públicos y 7 representantes de las alfareras.
En sus inicios esta alfarería fue utilizada como un medio de subsistencia.

A partir de este martes, la Alfarería de Quinchamalí y Santa Cruz de Cuca pasó a formar parte de la Lista de Salvaguardia Urgente de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco.

En Marruecos (África) se llevó a cabo la 17° sesión del Comité Intergubernamental del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Esta lista de salvaguardia tiene por objetivo destacar elementos patrimoniales del mundo que deben, a toda costa, ser resguardados y protegidos con urgencia. De ahí su nombre.

La transmisión de la ceremonia fue seguida por autoridades nacionales y regionales, además de alfareras y alfareros, tanto en el Palacio Pereira de Santiago como en la Escuela de Quinchamalí de Chillán.

Dicha alfarería de la Región de Ñuble tiene más de 200 años de historia. En 2021 se creó la mesa para la salvaguarda de sus saberes y prácticas, la que fue integrada por 18 servicios públicos y 7 representantes de las alfareras.

¿Por qué es tan importante la decisión que tomó el organismo internacional?

Este patrimonio cultural se enfrenta a riesgos y amenazas socio ambientales que inciden en la escasez de materias primas, contaminación y problemas de salud. Además, baja rentabilidad económica, migración del campo a la ciudad, y falta de interés en las nuevas generaciones para dedicarse a la alfarería dada la falta de valoración social de su quehacer.

Camilo Benavente, alcalde de Chillán, indicó que «estoy muy contento por este reconocimiento. Es una decisión que reivindica una artesanía tradicional de Chillán y que permitirá que entre todos los servicios podamos contenerla, apoyarla y protegerla para que siga siendo patrimonio cultural inmaterial de nuestra ciudad y de todo el país».

«Nos interesa mucho que esta tradición se mantenga, y que haya un interés de las nuevas generaciones en este oficio. Junto con este reconocimiento, se expresa el compromiso irrestricto del Estado chileno, de implementar las acciones que sean necesarias para respaldar la labor de las comunidades», remarcó la Ministra de Cultura, Julieta Brodsky.

0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios