Tendrá un duración de 36 meses

Buscan incorporar 3 especies de frutales en Ñuble: proyecto incluye a mil fruticultores

Se trata de una iniciativa con fondos regionales que ejecutará el INIA, con 120 jornadas de capacitación.
En la foto, frutos de un árbol de pistachos. Foto: INIA Quilamapu.
En la foto, frutos de un árbol de pistachos. Foto: INIA Quilamapu.

Comparte esta noticia

¡Comparte!

Comenta

Este lunes, 27 de noviembre, se aprobó un proyecto pionero en fruticultura, denominado “Fruticultura sostenible y resiliente al cambio climático para la Región de Ñuble“. La iniciativa incorpora especies de árboles frutales que aún no tienen presencia en la región.

Este proyecto tendrá una duración de 36 meses y será financiado por el Gobierno Regional.  Los investigadores del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) serán los encargados de llevarlo a cabo.

Lee también: Inauguran centros de compostaje en tres comunas de Ñuble: son un plan piloto

Las noticias en tu WhatsApp

Recibe las publicaciones de LA FONTANA al instante

Publica avisos legales fácil y rápido

Extractos, citaciones, extravíos de cheque, remates y más

Su principal objetivo es la incorporación de tres nuevas especies frutícolas en la región: macadamia, pistacho y calafate.

Estas especies no sólo son reconocidas por su valor en el mercado internacional, asegura el INIA, sino también por su menor consumo de agua y mayor adaptabilidad al cambio climático.

El enfoque del proyecto pretende ser innovador. Las especies elegidas, como el pistacho y la macadamia, requieren solo un tercio del agua necesaria para un frutal convencional.

Esta característica es crucial en el contexto de la disminución de la disponibilidad de agua para riego, lo que ayudará a la adaptación de la fruticultura a los nuevos desafíos ambientales.

Relacionado: Anuncian equipo especial de la PDI para perseguir penalmente a autores de incendios

El director regional de INIA Quilamapu, Marcelino Clarinet, destacó este acontecimiento como un hecho histórico para la región, resaltando su impacto en las 21 comunas involucradas.

El funcionario también señaló que “las nuevas especies pueden alcanzar valores de mercado muy superiores, pudiendo incluso establecerse en superficies pequeñas”.

Además, el proyecto incluirá parcelas demostrativas en todas las comunas de la región, así como el fortalecimiento de la producción de castaños y papayos.

Desde una perspectiva económica, el proyecto promete ser significativo, aseguran. Frente a la crisis actual en los frutales tradicionales, como los arándanos y frambuesas, las nuevas especies ofrecen mayor rentabilidad.

Sigue leyendo: Investigan técnicas para riego y cosecha en Ñuble con visita de hidrogeólogo internacional

Un componente del proyecto es la capacitación de los profesionales del agro. Se prevé la incorporación de un paquete tecnológico para la gestión de estos nuevos cultivos, así como la certificación de unos cien profesionales y técnicos.

Con esto se beneficiará directamente a más de mil fruticultores de Ñuble, quienes podrán acceder a parcelas demostrativas y a más de 120 jornadas de capacitación que se presetan en el proyecto.

Queremos informarte siempre. Te enviamos noticias por correo electrónico para iniciar tu jornada.

Suscribirse a comentarios
Notificar de
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Desde el 12 de diciembre de 2018