Proyecciones de la FAO

Ante futura reducción de suelo agrícola, proponen uso de paneles solares en campos de Ñuble

Son estructuras especiales que permiten desarrollar huertos a su alero. Ya hay dos proyectos con esta tecnología en la región.
Los representantes viajaron a Europa para ver los paneles. Foto: INIA
Los representantes viajaron a Europa para ver los paneles. Foto: INIA

Comparte esta noticia

¡Comparte!

Comenta

En una reciente gira tecnológica por Alemania, Suiza y España, un grupo de representantes de la agricultura de la Región de Ñuble, exploró el potencial de los paneles “agrofotovoltaicos”, en compañía del investigador en fruticultura de INIA Quilamapu, Jorge Retamal. 

Para el año 2050 la FAO establece que, en el mundo, el suelo agrícola se reducirá a la mitad, lo que condicionará la producción de alimentos y la seguridad alimentaria“, remarcó Retamal.

Las noticias en tu WhatsApp

Recibe las publicaciones de LA FONTANA al instante

Publica avisos legales fácil y rápido

Extractos, citaciones, extravíos de cheque, remates y más

El investigador, asimismo, destacó la necesidad de buscar alternativas que permitan la convivencia entre la producción de energía y la agricultura. Estos paneles destacan por su doble propósito: generan energía eléctrica utilizando la radiación solar, y desarrollan huertos frutales emplazados bajo las estructuras de los paneles.

También puedes leer: Productores apícolas de Ñuble viajan a Perú para ampliar mercados y tecnología

Los paneles solares tradicionales bloquean el paso de la luz solar, impidiendo el crecimiento de cultivos. En cambio, los paneles agrofotovoltaicos “consideran una estructura transparente que permite el paso de la luz y, por ende, los cultivos bajo ellos” según el experto.

Ya hay dos proyectos en Ñuble

En Ñuble, ya se han implementado dos proyectos experimentales de este tipo de paneles. Uno en Coihueco y otro en la Universidad Adventista de Chile, que generan aproximadamente 50 mil watts de energía.

A pesar de los beneficios potenciales, aún hay desafíos por resolver, como los protocolos de instalación y la diversidad y calidad de los paneles, para evitar errores futuros.

Una de las principales ventajas de los paneles agrofotovoltaicos es su capacidad para proteger cultivos sensibles, como las cerezas, de daños por lluvias y granizos. Debido a su altura de 4,5 metros actúan como una barrera física, reduciendo significativamente la partidura de frutos.

Te puede interesar: Anuncian la construcción de 26 nuevas sedes sociales en Ñuble con recursos regionales

El investigador destacó que esta tecnología “permitiría aumentar la eficiencia del uso del suelo en más de un 150 %, ya que se combinan la producción de energía con la producción frutícola”.

En Chile la situación es crítica, dado que ya se han establecido más de dos mil hectáreas de parques solares en regiones del centro sur.

Queremos informarte siempre. Te enviamos noticias por correo electrónico para iniciar tu jornada.

Suscribirse a comentarios
Notificar de
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Las noticias, donde quieras